Camistas de baloncesto, para jugadores de baloncesto.

Cada día es más frecuente ver escaparates como este.
Cada día es más frecuente ver escaparates como este.

   Hoy en día “ir a la moda” no supone vestir unos shorts y una camiseta para ir a la playa, o un jersey y un vaquero para bajar a dar una vuelta a la calle. Hoy en día “la nueva moda” entre los adolescentes, y los no tan adolescentes, principalmente entre las chicas, es vestir camisetas de juego de equipos de la NBA, preferentemente. Equipos tales como los Lakers, jugadores como Rose o el magnífico 23 de Jordan han sido los más vistos por la calle en este pasado verano. Supongo que todas estas niñas han visto muchos partidos de baloncesto en su vida, conocen las reglas de este deporte y reconocen a alguno de estos jugadores como sus “ídolos” (Viva la ironía).

 

   Lo realmente interesante es que todos los que, de alguna manera, formamos parte de este deporte, sea siendo jugadores propiamente o incluso entrenadores, utilizamos estas equipaciones para entrenar, valga la redundancia, y no para lucir. Esto es como todo. A diario no nos encontramos con ninguna persona con un tutú de ballet o un bañador para la natación. Pero como a menudo la sociedad se mueve por modas, como en el caso de las botas catiuscas empleadas en la equitación, ahora le ha tocado al baloncesto.

 

   Que conste que cada uno viste lo que realmente le parece adecuado y cree que le pueda sentar bien, y en ningún momento quiero decir con esta crítica que exclusivamente las camisetas de baloncesto sean vistas en personas que saben jugar, pero si que mínimo “conozcan” quién es el jugador al que pertenece el nombre que llevan a la espalda. Todos aquellos que las utilizan considerando que la NBA es una marca nueva de ropa o algo por el estilo están muy equivocados, tan solo por el hecho de hacerlo “solo por moda”. Y ya la gota que colma el vaso, para los que aún encima que visten estas equipaciones sin tener ni idea, llevan una sudadera o camiseta por debajo de ésta misma... Puestos a ser unos “urban basketball”, como se reconoce actualmente que sois, al menos no ser ridículos y ponérlas decentemente. Lo peor de todo es que incluso aún se pueden leer en los periódicos o páginas web cosas tales como: “Queda más estético usar una camiseta básica blanca debajo de la de NBA”. "Un poco de por favor" e infórmense. Llega con ver un entrenamiento.

 

   Sinceramente, para los que tenemos un gran espacio de nuestro armario dedicado a la ropa de nuestra mejor forma de pasar el tiempo y divertirnos, a veces se nos quitan las ganas de vestir las equipaciones salvo que sea para nuestros entrenamientos, como sería lógico.

 

   Los personajes que llevan una camiseta de los celtics y no saben ni que es, son infinitamente menos que los que la llevan y dicen : "el baloncesto fuera de la NBA no existe".

 

   En conclusión, podría decirse que cada prenda de vestir es adecuada o no para determinadas situaciones, y según mi opinión, y a pesar de las diferentes opiniones o modas, no hay duda de que una equipación de baloncesto de este tipo es útil en este respectivo deporte y derivados, nada más.

 

Rocío Prieto

(Zona CBM en Santiago de Compostela)

Próximos Partidos
PRÓXIMOS PARTIDOS
RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN
RESULTADOS E CLASIFICACIÓN